Amanda Quiambao

Mi pasión por el AcroYoga empezó en el 2014, cuando me vine a vivir a Barcelona. Ya estaba enamorada de la práctica de Rocket Yoga, así que no fue difícil que mi cuerpo se adaptara a los movimientos tan dinámicos del Acro. Desde entonces, no he parado de jugar, participando en tantos intensivos e inmersiones posibles. Finalmente, el año pasado en Granada completé un formacion de profesor en Partner Acrobatics. También tengo un certificado en Rocket Yoga y Hatha Yoga, y practico diariamente Asthanga yoga.